Separación de poderes

Estándar

La separación de poderes o división de poderes (en
latín trias politica ) es una ordenación y distribución de
las funciones del Estado, en la cual la titularidad de
cada una de ellas es confiada a un órgano u
organismo público distinto. Junto a la consagración
constitucional de los derechos fundamentales , es uno
de los principios que caracterizan el Estado de
Derecho moderno.
http://es.m.wikipedia.org/wiki/Separación_de_poderes

El divorcio entre la ciencia y las letras

Estándar

Materia (materia_ciencia):
“El desinterés de la gente de letras por la ciencia suele ser mucho mayor que el de la de ciencias por la literatura” http://esmateria.com/2013/11/19/ciencia-y-letras-un-divorcio-infeliz/

Algo de lo que he sido testigo a menudo.

Guardando viejas cartas

Estándar

Guardando viejas cartas. Las conservaré.  Algunas personas ya no están en mi vida. Alguna, a pesar de la distancia, está tan presente como entonces. En cualquier caso, son parte de mi pasado y, por tanto, de mi yo actual.
Las conservaré. Aunque sea para recordar los avances que he alcanzado y como recordatorio de todas las posibilidades futuras.

Felicidad

Estándar

Entiendo que la gente busque la felicidad. Incluso entiendo que la gente se marque objetivos que la acerque a lo que ellos piensan que será su felicidad. Pero no entiendo cuando esos objetivos se convierten en la meta. *Dejan de ser un medio para convertirse en un fin en sí mismos.*

Recuerdo una discusión que tuve con alguien. Para ella, la felicidad era tener un hogar. Hasta ahí aceptable. El problema era que el hogar tenia que ser una casa en propiedad y en la localidad en la que vivía. Sin eso, ella no podía alcanzar la felicidad. No lo entiendo. E incluso asumo que realmente no entendí lo que me quería explicar, porque no me entra en la cabeza. Pero, la cuestión es que, me he encontrado más casos así.

Hay gente que se marca unos objetivos. Y llega un punto en el que se dan cuenta que no los han alcanzado. Pero es normal. La vida da muchas vueltas y no podemos tener todo lo que queremos. Y nos va bien hasta que nos damos cuenta que no se han cumplido nuestras expectativas. Y se nos cae el mundo. Supongo que todos hemos pasado por esos malos momentos.

Personalmente, a veces veo la vida como  una partida de cartas. En cada mano hay que procurar  sacar lo mejor con las cartas que nos han tocado en ese momento. Pero también hay que estar atentos a cambiar y robar cartas que mejoren nuestra mano, nuestra vida.

No sé, supongo que te llega el día en el que te das cuenta que la felicidad no es el fin, sino el medio. Y supongo, y espero, que a partir de entonces todo va a mejor.

No eres feliz buscando lo que te hace feliz, sino haciendo lo que te hace feliz.

Vaya lio.

En fin, puede que esté equivocado. Me dicen que soy raro y cerrado de mente. Seguramente sea así. Tampoco me importa. A mí me sirve normalmente.

Ella

Estándar

Pues claro que merece la pena. No tengas la menor duda de que ella lo merece.

Ahora. Hablar con ella cada vez me merece menos la pena. Con toda mi tristeza, pero es así.

Pero espera. Quedar con ella para hablar, esperar durante horas para que después no aparezca… Pues no, definitivamente no merece la pena.

Gente borrega

Minientrada

La gente es, en general, bastante borrega. Hablo de gente como masa indiferenciada de personas, sin hacer distinciones individuales.

Todos quieren hacer su vida sin tener grandes preocupaciones. No quieren información, ni ejercer el pensamiento crítico. También es posible que muchos no puedan.

Es el triunfo de la televisión basura. Diseñada y controlada por los poderes anónimos (o no tanto).

image