Apariencias

Estándar

Cuando nos encontramos con alguien por primera vez, rápidamente nos hacemos una imagen mental de esa persona. No es algo al azar, sino que se basa en toda nuestra experiencia previa. Usamos su imagen exterior, su forma de expresarse y su lenguaje corporal para buscar en nuestro banco de datos. Con eso, construimos nuestra primera idea de la persona. Es un mecanismo evolutivo conservado desde que eramos más animales y que se usaba para evaluar rápidamente situaciones potencialmente peligrosas.

Esa primera evaluación es algo que se me da bastante bien. Esa imagen se corresponde mucho con la realidad y por tanto he aprendido a confiar en ella.

Sin embargo, a veces encuentro a alguien que me sorprende. Personas que no se ajustan a mi experiencia anterior. Personas distintas. Y me resultan excitantes, entretenidas, estimulantes…

No puedo evitarlo. Mi curiosidad me empuja. Necesito conocerte.

El “Te voy a matar”

Estándar

Típico choni que va en coche con m música a todo volumen. Comportamiento agresivo al volante y sin él.

Si te cruzas con él, prepárate a correr. Si le dices algo, te acercas para pedir perdón o el reflejo de las luces hace que guiñe los ojos, prepárate para correr. Se bajará del coche iracundo, con las lengua entre los dientes y amenazando a media voz: ” Que te voy a matar”